martes, 14 de febrero de 2017

¿Podrán los compradores y desarrolladores adaptarse al Marketing de Proximidad In-Store?


Hoy en día, los consumidores utilizan más que nunca sus smartphones para comprar en la App Store.
Una encuesta reciente de Google asegura que un 80% de los compradores están usando sus teléfonos para decidir qué adquirir. Los vendedores y emprendedores han comenzado a tomar en cuenta esta manera de comprar, y han empezado a cambiar los análisis de locación móvil y Marketing de Proximidad.

Hablar sobre esto alrededor del mundo traerá diferentes reacciones, desde inquietudes sobre problemas de privacidad hasta la idea de que tu teléfono va estar lleno de spam sin parar.

Hemos visto personalizaciones en línea que se vuelven cada vez más sofisticadas en la última década, con plataformas como Google AdWords y la Red de Audiencia de Facebook (Facebook Audience Network), y la suma de las tecnologías del Marketing de Proximidad está haciendo posible la expansión de la personalización dentro de las tiendas, efectivamente cerrando la brecha entre los estados digital y físico.
Los distribuidores actualmente tienen la capacidad de analizar los patrones de tráfico, entregar ofertas personalizadas, medir tiempos de permanencia, construir los perfiles de confianza de los clientes y hasta demostraciones físicas del test A/B. ¿Y qué obtiene el comprador? Integrando esta tecnología a la aplicación del distribuidor, el comprador obtiene una experiencia ultra personalizada a través de ofertas específicas para clientes, cupones para locaciones específicas e información contextual tales como mapas y menús.
Pero la pregunta que sigue apareciendo es: ¿Los compradores se podrán adaptar a éste tipo de experiencia?
Casos de uso del Marketing de Proximidad
En el entorno minorista, las zonas inteligentes y etiquetas pueden ser usadas de muchas maneras. A continuación, algunos ejemplos de este entorno.
Una familia entra a una tienda con la aplicación para revisar las últimas ofertas que el distribuidor ha publicado. Después de agregar los cupones que les interesa a la aplicación, continúan caminando por la tienda. Los compradores ahorran dinero y tiempo porque la aplicación les dice la ruta más rápida para escoger todo lo de su lista. Si falta un cupón, la aplicación alerta al comprador.

La familia decide comprar un nuevo televisor, y después de estar en el departamento electrónico por cinco minutos, se les pregunta si necesitan asistencia. Responden afirmativamente, y un empleado trae un televisor del depósito para ellos. Luego, pasan una etiqueta que les muestra accesorios, información del almacén de la tienda, y productos relacionados de la misma marca. Fácilmente, pueden ver que funciona para ese TV, y encontrar los cables apropiados en el siguiente pasillo.

Si desea leer el artículo completo, haga clic aquí
Fuente: Toptal.com



miércoles, 16 de septiembre de 2015

FALLO: SI LA PUBLICIDAD DICE DESCUENTO SE APLICA "A TODA LA COMPRA" SU EXCLUSION A ALGUNOS PRODUCTOS DEBE CONSIDERARSE UN ENGAÑO AL CONSUMIDOR


En el fallo “Jumbo Retail Argentina SA c/Dirección Nacional de Comercio Interior – Disp. 132/2013” se confirma la sanción de multa impuesta a una cadena de hipermercados por la publicación de publicidad engañosa o inexacta conforme al artículo 9 de la ley 22802 de lealtad comercial, al consignarse en un aviso publicitario que se aplicaría un descuento sobre “toda la compra”, mientras que se introdujeron excepciones en ciertos productos al pie y en letra de tamaño considerablemente menor, circunstancia que redujo la posibilidad de comprensión inmediata del alcance de la oferta por parte de los potenciales consumidores, resultando proporcionada la sanción con la infracción cometida.

(Fuente: Editorial Erreius)